En la actualidad los polines son un producto que ha adquirido mucha popularidad debido a la variedad de usos que puede tener en el sector de la construcción. Es por eso que vale la pena conocer más de ellos, de sus tipos, características y usos.

También conocido como montén, es un elemento arquitectónico que es popularmente fabricado en forma de “C” o “Z” y es ampliamente utilizado en el sector industrial en la fabricación de techumbres y estructuras ligeras y como apoyo en la construcción de estructuras complejas.

Sin importar su forma, el polín estructural, está fabricado en lámina de acero al carbono y puede encontrarse tanto en calidad comercial, como en acero de alta resistencia, dependiendo de las necesidades de cada proyecto.

En PROLAMSA te ofrecemos 3 modelos de polín en diversos largos, anchos y espesores. Fabricados tanto en acero comercial como en acero de alta resistencia.

Dentro de nuestra gama de polines encontrarás:

polin cPolín C: Utilizado en el segmento de la construcción, ofrece gran solidez estructural. Se ofrece en anchos de 3” a 14 en calibres 16 al 10 (espesores 0.0598” hasta 0.1345”) y en acabados como pintado rojo y galvanizado natural.

polin zPolín Z: Su forma permite que su transportación sea más eficiente. Cuenta con la misma resistencia a la carga que el polín C. Se ofrece en anchos de 3” a 14” con espesores de lámina desde 0.0598” hasta 0.1345”.

polin avicolaPolín avícola: Diseñado especialmente para facilitar la limpieza de corrales y espacios donde se albergan aves o animales. Se produce con lámina galvanizada en anchos de 4” a 7” con espesores de lámina regularmente en calibre 14 (0.0747″)

Los productos para construcción PROLAMSA ofrecen solidez y resistencia para tu proyecto. Acércate con nosotros para factibilidad en diferentes calibres, longitudes y acabados.

PROLAMSA el perfil del herrero.

¿En busca de inspiración? ¡Checa estas geniales ideas!

    Deja un comentario

    Your email address will not be published. Required fields are marked *

    Post comment